Colas en La Coruña de los abonados del Deportivo

Colas ayer en las taquillas del Deportivo de La Coruña. /  AEC
Colas ayer en las taquillas del Deportivo de La Coruña. / AEC

J. B. GIJÓN.

El Deportivo inició ayer con largas colas el proceso de reubicación de los 8.564 abonados que tendrán que ser reubicados por las obras que se acometen en las gradas de Riazor. La remodelación, que corre a cargo del Ayuntamiento de La Coruña, se inició hace algo más de tres meses y, pese a que el club gallego pidió a la Liga disputar los tres primeros partidos fuera, la remodelación está lejos de finalizar. Incluso se teme que vuelva a suceder lo mismo en el próximo encuentro en Riazor.

Mientras tanto, buena parte del sportinguimo inició ayer el proceso para intentar cancelar sus viajes, con muchos problemas, después de que el Deportivo comunicara el lunes que no iba a vender entradas en taquilla, ni tampoco por internet, y deslizar que no enviaría localidades a Gijón en una medida con muy pocos precedentes. La Federación de Peñas Sportinguistas, mientras, espera a la jornada de hoy para confirmar si finalmente podrá contar con las 300 entradas del convenio con Aficiones Unidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos