La incorporación de Blackman y la salida de Barba, pendientes de oficializarse

J. B. GIJÓN.

Aunque se esperaba que la jornada de ayer fuera la de la confirmación de la incorporación de Nick Blackman, cedido por el Derby County, y de la marcha del italiano Federico Barba, que se sometió a las pruebas médicas con el Chievo Verona con permiso del club, ambas operaciones quedaron únicamente pendientes de la oficialidad.

Desde la semana pasada, las dos se dan por cerradas, paralizadas por el último intercambio de documentos. Blackman, de hecho, se encuentra desde hace unos días en Gijón, aunque ayer no se dejó ver todavía por Mareo en el entrenamiento del Sporting para ir familiarizándose con las instalaciones y sus nuevos compañeros. La previsión es que hoy se pueda oficializar ya la operación, incluso que se ejercite con el equipo a las órdenes de Rubén Baraja -hay doble sesión-, y sea presentado con la camiseta rojiblanca.

Barba, por su parte, está en una tesitura similar, con el traspaso al Chievo Verona pendiente de la confirmación oficial. La operación podría llegar a superar ligeramente los tres millones de euros un año después de que el futbolista llegase a Gijón por una cantidad total cercana a los dos millones.

Desde el principio del verano y tras mostrar cierta disposición en el pasado mercado de invierno a estudiar una salida, el defensa forzó su marcha desde el inicio de la pretemporada. Al que se le busca una salida en este final del mercado es a Rachid, que no se entrena en los últimos días por una contusión, pendiente de encontrar un destino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos