Cofie: «Puxa Sporting siempre»

El ghanés Isaac Cofie saluda tras el entrenamiento de ayer en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

El ghanés, encantado en Gijón, subraya que «El Molinón tiene una atmósfera fantástica»

JAVIER BARRIO GIJÓN.

«Tengo muchos ídolos», concede Isaac Cofie (Acra, Ghana, 1991) con esa amplia sonrisa que le ha hecho tan popular en Mareo. «Andrea Pirlo», sale el primero. Y se lo piensa. «También me parecía muy grande Gatusso», apunta a renglón seguido. Y llegan dos de sus debilidades: «Si habla de técnica, Busquets es muy bueno en su posición. Si habla de fuerza, Kanté es muy grande. Me quedaría con un poco de Busquets y un poco de Kanté». La reflexión, verbalizada en inglés -entiende perfectamente el castellano, que comienza a practicar poco a poco, y habla italiano-, la remata con una sonora risa. En español, eso sí, se permite una simpática licencia a modo de despedida: «Puxa Sporting siempre».

Nacido hace 26 años en Acra, la capital de Ghana que tiene entre sus vecinos más célebres al futbolista Michael Essien, en el vestuario de Mareo están encantados con el encaje de este jugador, que llegó de manera silenciosa a Mareo en los primeros días de agosto, firmando un contrato por dos temporadas más una tercera opcional. El perfil bajo que asumió de inicio contrasta ahora con el ruido que ha hecho en los dos primeros partidos de la temporada, especialmente en el encuentro frente al Nástic, con un tiránico gobierno del centro del campo. En 180 minutos se ha situado a la cabeza de las recuperaciones del equipo con quince. «Estoy muy contento y me siento muy bien. Mis compañeros me están ayudando mucho para adaptarme al sistema. Todo el mundo es muy bueno conmigo y yo estoy muy feliz», subraya.

Más Sporting

El grupo ya está acostumbrado a su buen humor. «¿No estás cansado de seguirme y no recibir la pelota?», le espetó ayer en redes sociales a Neftali. «Balón en los pies y atento al próximo movimiento», añadía con una foto ilustrativa en la que se veía al ghanés realizando una conducción, mientras que el delantero corría a su espalda. «Estás loco. Te voy a matar», replicaba Neftali con una larga carcajada gráfica. Los aficionados también perciben esa cercanía y su estable nivel, y el domingo fue reconocido en varias fases del partido. «El Molinón tiene una atmósfera fantástica y los aficionados son increíbles. Animan desde el principio hasta el final del partido. Son muy importantes para nosotros porque nos dan la adrenalina necesaria para seguir adelante. Estoy muy feliz de tener esta gente con nosotros», enfatiza.

Detrás de ese positivismo de Cofie se esconde una gran carrera de superación, siempre incentivada por su madre, llegando a Italia siendo un niño, ingresando pronto en las categorías inferiores del Génova. «La mayoría de mis amigos no saben esto, pero yo no conozco a mi padre y es mi madre la que me ha apoyado», confesó este mismo año. «¿Lo más importante en mi vida? Definitivamente es mi familia. Mi mujer, mis dos hijos y mi madre», ratifica tras el entrenamiento en Mareo. Tampoco se ha olvidado de Ghana, a la que siempre tiene presente. Ni ha dado la espalda a su fe. «A una persona agradecida se le da el privilegio de ver lo que otros no ven. ¡Gracias a Dios por todo!», subraya en su cuenta de 'Twitter', en la que sigue activamente al escritor y predicador estadounidense Joel Osteen y al gurú mundial del liderazgo John C. Maxwell.

Pero lo que le roba mucha atención estos días es el sportinguismo. «Me gustaría dar las gracias en nombre del equipo a todos los aficionados por lo del domingo. Espero que nos ayuden este fin de semana a conseguir los tres puntos porque la Segunda es muy física y exigente», solicita Cofie, quien, por el momento, ha descabalgado de la titularidad con sus dos completas actuaciones al prometedor Cristian Salvador, impecable y notable en la pretemporada. «Me siento muy bien físicamente y estoy completando bien todos los entrenamientos», confirma el '5', que no encuentra barreras con el idioma para comunicarse con Baraja y sus compañeros: «Entiendo el español porque es similar al italiano, pero respondo en inglés. Babin o Mathieu (Peybernes) me traducen algo en inglés, pero lo entiendo bien».

Por encima de la Serie B

Sus dos primeras experiencias en Segunda División le han dado una buena medida de la categoría, un peldaño por encima, bajo su modo de ver, de la Serie B, la competición equivalente en Italia. «Todo el mundo intenta jugar aquí y es todo más físico. Puedes ganar o perder por cualquier detalle y tienes que estar muy atento y concentrado durante todo el partido. Si pierdes la concentración, puedes perder», observa, antes de bendecir el nivel de la plantilla. «Es mi primer año aquí y no he visto muchos partidos todavía, pero el director deportivo y el entrenador han hecho un equipo muy bueno para competir en Segunda. Estoy muy contento y vamos a hacer todo para darles la razón con el proyecto que han creado», insiste. A renglón seguido menciona a Carmona y Babin, como exponentes de la buena generación de veteranos, y a Nacho Méndez y Morilla, los benjamines: «Pero lo más importante es que todo el mundo dé el máximo por esta camiseta».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos