Largas colas para hacerse con entradas para el duelo del Sporting ante el Rayo