«El de Mareo debe ser un portero táctico»

Sariego, máximo responsable de la preparación de porteros de la base del Sporting, ayer en Mareo. /  A. GARCÍA
Sariego, máximo responsable de la preparación de porteros de la base del Sporting, ayer en Mareo. / A. GARCÍA

«Dani Martín y Christian Joel tienen un buen espejo en el que mirarse con Mariño», asegura Jorge Sariego, preparador de porteros de la base

J. BARRIO GIJÓN.

La portería se ha convertido en la escuela de vida de Jorge Sariego (Carreño, 1984), que ha quemado más guantes que zapatillas en estos años, máximo responsable de la preparación de porteros de la base en el Sporting. A Mareo llegó en 2013 como parte de un ambicioso plan de futuro proyectado por Manolo Sánchez Murias y Sergio Sánchez. «Manolo me exigió que el portero estuviera más integrado en el equipo», resume Sariego, con pasado en la portería del Ensidesa, Avilés, Candás y Praviano, entre otros clubes. Más tarde se liaría la manta a la cabeza y, tras pasar por el Navarro, Avilés y Lezama, con el prestigioso Luis Llopis como compañero de viaje, abrió la maleta para pasar por Inglaterra, Polonia, Portugal e Italia, completando su formación como técnico de porteros.

«Trabajamos en el club para extender este modelo al fútbol femenino, la Escuela de Mareo y la Fundación», agrega ahora sobre su cometido Sariego, para quien es fundamental la labor de captación, parcela de la que es responsable Rogelio García, llegando a tener en el radar del club a 400 porteros de otros equipos. «Los entrenadores de porteros del Sporting también se dedican a la captación», asegura sobre esa labor de su equipo de trabajo.

No esconde, en cualquier caso, que entre sus principales motivaciones está «llevar porteros al primer equipo», una deuda de tintes casi históricos por la dinámica de los últimos tiempos, y «tener también porteros de la casa en el filial». Con respecto a lo primero, hay muchas esperanzas puestas en Dani Martín y Christian Joel, dos de los porteros con más proyección que han surgido en los últimos tiempos. «Les hemos puesto los instrumentos y ellos se lo han ganado, pero siempre les digo que todavía no han hecho nada», subraya, a la vez que les recuerda que «tienen un buen espejo en el que mirarse con Diego Mariño».

También ha dibujado un modelo muy concreto para las nuevas generaciones de porteros. «Envergadura, por supuesto, pero sobre todo ver bien el fútbol. El portero de Mareo tiene que ser un portero táctico. Trabajamos la técnica, pero también la táctica desde infantiles con una mayor integración y entendimiento del juego». Porque, concluye, «la altura define, pero hay que ser efectivo en la élite».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos