Sporting

Sporting | Mathieu Peybernes apuntala la defensa

La llegada del central francés deja en el aire el futuro de Federico Barba, que apunta al Parma | El zaguero, de 27 años, llega en calidad de cedido al Sporting por una temporada procedente del Lorient de la Segunda División francesa

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

Miguel Torrecilla ha sido el primero en mover ficha. Como si de una partida de ajedrez se tratara, el director deportivo no ha querido verse sorprendido por los movimientos que parece le va a deparar el mercado veraniego en cuanto al apartado de salidas se refiere. El salmantino cierra la cesión de un defensa central para cubrirse las espaldas ante el futuro incierto tanto de Federico Barba como de Babin.

Mathieu Peybernes, de 27 años, es el elegido para reforzar el centro de la zaga rojiblanca. Se espera que a lo largo de la mañana llegue a Gijón y pase el pertinente reconocimiento médico antes de ser presentado. El futbolista, tal y como informó este periódico el pasado 17 de julio, se encontraba entre la opciones que maneja el director deportivo para apuntalar la defensa.

Procedente del Lorient francés de la Segunda División gala, Peybernes se ha decantado por el fútbol español para dar un salto de calidad en su trayectoria. Después de haber jugado la pasada campaña tanto en el Göztepe turco, en la primera mitad del curso, como en el KAS Eupen belga, club al que llegó en enero, ahora su apuesta pasa por lograr el ascenso con el Sporting.

Más Sporting

Su experiencia en el fútbol profesional se basa, principalmente, en los 167 encuentros que ha disputado en la 'Ligue 1', la máxima categoría en Francia. Su paso por Turquía no salió como esperaba, ya que en el Göztepe tan solo participó en nueve encuentros con un total de 750 minutos. Tampoco tuvo demasiado protagonismo en Bélgica, donde disputó apenas cinco encuentros.

Tras una temporada en dos competiciones bien diferentes, regresó hace unas semanas al Lorient, equipo al que pertenece y con el que el Sporting ha sellado un acuerdo de préstamo. El futbolista inicia su etapa como rojiblanco con la intención de elevar la competencia y hacerse un hueco en las alineaciones de Rubén Baraja.

El francés aterriza en Gijón en calidad de cedido. Se convierte así en el quinto refuerzo de Miguel Torrecilla en su segunda campaña al frente de la parcela deportiva del Sporting. Después de Sousa, Molinero, Geraldes y Robin Lod, ahora llega el turno para un central espigado como lo constatan su 1,87 de altura.

Con la llegada del galo, Rubén Baraja ve cubiertas, por ahora, sus necesidades para el centro de la zaga. El técnico rojiblanco solicitó un hombre con poderío físico y el central se amolda a sus deseos. El Sporting aumenta centímetros de altura y presencia en la construcción del muro defensivo. Además, los rojiblancos adquieren mayor peligro en las jugadas de estrategia con la llegada de Peybernes. Uno de los puntos débiles del equipo en los últimos años.

A día de hoy, el cuadro gijonés cuenta con cinco centrales. Un número excesivo de efectivos teniendo en cuenta que la idea del cuerpo técnico pasa por confeccionar una plantilla corta de jugadores con tan solo dos hombres por cada posición. Con dicho boceto, uno de los zagueros no tiene hueco en el actual vestuario.

Por ello y por el interés mostrado por el Parma. Dicho movimiento parece encaminado a cubrir la probable marcha de Federico Barba del Sporting. El club se niega a sentarse a negociar. Los dirigentes rojiblancos se acogen a la cláusula de rescisión del italiano, que asciende a los tres millones de euros. Una cifra a la que tendrá que llegar el club que tenga la intención de contar con los servicios del rojiblanco la próxima temporada.

Por el momento, el Parma no ha llegado a dicha cantidad, aunque no se descarta que pueda presentar una propuesta que se aproxime a fin de convencer a los rojiblancos. De ser así, los días en Gijón del italiano estarían contados. El propio Barba no participó ayer en la sesión de trabajo debido a unas supuestas molestias en su rodilla derecha que, en principio, no le impedirán tomar parte en el 'stage' en tierras portuguesas.

El cuerpo técnico también está pendiente del futuro de Babin. Rubén Baraja dejó claro que su deseo de que continúe en el Sporting, pero el futbolista aún no ha aclarado cuáles son sus planes. Si decide quedarse en Gijón, tendrá que asumir una reducción en su salario, tal y como se refleja el contrato que firmó en su día con el cuadro rojiblanco.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos