Blackman acaba con el suspense

Blackman acaba con el suspense
Nick Blackman en el hotel donde se encuentra hospedado en Gijón. / ARNALDO GARCÍA

El futbolista se convierte por fin en el séptimo fichaje de Miguel Torrecilla para el Sporting

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

Nick Blackman se vestirá finalmente de rojiblanco. Su culebrón, que duró una semana, llega a su fin con la incorporación del delantero al Sporting después de que un asesor del futbolista se desplazara a Inglaterra para agilizar las gestiones con el Derby County y acabar con la incertidumbre.

La llegada del jugador zurdo, que el próximo 11 de noviembre cumplirá 29 años, supone el primero de los dos delanteros que solicitó Rubén Baraja para el ataque rojiblanco. La otra opción que ansía Torrecilla es Álex Alegría, pero el jugador extremeño sigue esperando por una oferta de Primera.

El inglés llega en calidad de cedido por una temporada. A diferencia de otras operaciones que ha cerrado Torrecilla en Gijón, en el préstamo del futbolista por el próximo curso no se contempla una opción de compra supedita al ascenso de los rojiblancos.

El primer contacto de Nick Blackman con Gijón se produjo el pasado miércoles. El futbolista, que puede actuar pegado en la banda y también como delantero, se desplazó a la ciudad para conocer de primera mano El Molinón y la Escuela de Fútbol de Mareo. Blackman no perdió detalle de la que podría ser su nueva casa. Una vez que dio el visto bueno tanto al estadio como a las instalaciones rojiblancas, tomó la decisión de continuar su carrera deportiva en Gijón.

El Sporting se encontraba en Zamora para disputar el amistoso ante el Getafe cuando Blackman aterrizó en Asturias. Al día siguiente, el equipo no se ejercitó hasta la tarde, por lo que en su visita a Mareo no coincidió con el equipo.

Más Sporting

Una vez que conoció su nuevo hogar, regresó a su país para hacer las maletas. Las negociaciones entre el Sporting y el Derby County estaban avanzadas cuando el futbolista tomó el avión. La intención del club era la de poder anunciar el acuerdo a principios de semana, pero no fue hasta ayer cuando hizo oficial la llegada de un atacante que llega con el visto bueno de Babin. El central coincidió con el inglés en el Maccabi Tel Aviv, conjunto en el que estuvo cedido la pasada temporada, y avaló su desembarco.

El zaguero de Martinica comentó en el vestuario que Blackman es un hombre que puede marcar las diferencias en las proximidades del área rival. Un atacante que aportará verticalidad y velocidad en la parcela ofensiva. Características que solicitó Rubén Baraja a Miguel Torrecilla para la delantera rojiblanca, que hasta ayer tan solo contaba con Pablo Pérez y Neftali como únicos delanteros específicos de la primera plantilla a falta de tres días para el inicio liguero.

El acuerdo entre clubes se dilató más de lo esperado por la parsimonía británica en atender la demanda tanto del jugador como del Sporting.

El tiempo pasaba y el club continuaba sin noticias de cuadro británico. Por ello, un asesor del delantero, que le acompañaba en Gijón, se tuvo que desplazar a Inglaterra para acelerar los pasos. El propio jugador hizo saltar las alarmas en las redes sociales cuando publicó una foto de una maleta en el aeropuerto. Una instantánea que no tardó en borrar ante el revuelo que causó en los usuarios de Instagram.

Un día después del viaje de su auxiliar, el acuerdo se hizo efectivo. Una cesión de un año en el que Blackman espera ofrecer su mejor versión como una de las referencias ofensivas. Su llegada supone la sexta incorporación rojiblanca procedente del extranjero. El jugador está descartado para el inicio liguero. En principio entrenará al margen del grupo para coger el punto físico.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos