Nick Blackman tendrá que esperar

Nick Blackman tendrá que esperar
Blackman, ante la puerta de los vestuarios, durante el entrenamiento de ayer. / A. GARCÍA

El delantero inglés fue sometido a una resonancia que determinó que sus problemas en el sóleo no han remitido

J. BARRIO GIJÓN.

Los servicios médicos y el propio Rubén Baraja aguardaban ya esta semana por el delantero inglés Nick Blackman, quien, dependiendo de cómo asumiera la carga de trabajo en los entrenamientos, tenía incluso opciones de entrar en su primera convocatoria para el partido del domingo frente al Extremadura en El Molinón. La hoja de ruta, sin embargo, se alteró en las últimas horas después de que el jugador fuese sometido a una resonancia y esta recomendase que continuara con su trabajo con el readaptador.

Desde su incorporación al Sporting, Blackman no ha podido todavía ejercitarse con sus compañeros por unos problemas de sóleo con los que llegó a Gijón y que fueron revelados por Miguel Torrecilla durante su presentación. Los facultativos confiaban en que el tratamiento y el trabajo diario con el readaptador pudieran devolverle cuanto antes a la normalidad, pero de momento sigue sin poder entrenarse con el grupo. Lo más probable, en ese sentido, es que termine la semana inmerso en su recuperación en solitario, teniendo que esperar a una nueva valoración en los días previos al desplazamiento a Riazor.

Ayer, después de trabajar en el gimnasio, se dejó ver delante de la entrada a los vestuarios de Mareo, donde conversó con Miguel Torrecilla. Tanto el director deportivo como Baraja confían en poder contar cuanto antes con Blackman, que posee unas características muy diferentes a las del serbio Uros Djurdjevic, que encarna más el perfil de rematador y el de delantero de área, teniendo el inglés más capacidad para correr al espacio y para caer a las bandas, con una mayor movilidad para moverse entre líneas. Los técnicos consideran que Blackman, que llegó a Gijón persuadido también por Babin, uno de sus grandes amigos en el vestuario, es un futbolista que subirá el nivel de la plantilla por su perfil cuando esté disponible para la competición.

Lejos de Blackman, Roberto Canella está prácticamente descartado también para el encuentro del domingo frente al Extremadura por sus problemas en los isquiotibiales derechos. El lateral tuvo que retirarse de los entrenamientos la semana pasada y desde entonces recibe tratamiento y fisioterapia. Lo más probable, en ese sentido, es que Geraldes y Molinero repitan en los costados de la línea defensiva, toda vez que el lateral izquierdo madrileño Javi Noblejas, uno de los últimos fichajes del equipo, sigue con sus problemas en el gemelo izquierdo.

También se mantienen en el parte médico Traver, con una lesión en el cuádriceps izquierdo que le mantiene en el dique seco en las últimas semanas, así como el guardameta Dani Martín, que continúa con la rehabilitación tras ser intervenido de un dedo. Nacho Méndez, mientras, se retiró del entrenamiento del lunes tras un encontronazo durante una acción. El centrocampista, que protagonizó una bonita jugada en el gol de Lod el domingo, sufre una lumbalgia y por el momento se mantiene con el trabajo de gimnasio.

De esta forma, Baraja mantuvo en la dinámica del primer equipo durante la jornada de ayer a Espeso y Garci, además de Pedro Díaz, Pelayo Morilla, Cordero y el delantero Neftali. Estos últimos, en todo caso, están siendo habituales en los entrenamientos de Baraja en este inicio de temporada, sobre todo el jovencísimo extremo, que debutó en Alcorcón, y el futbolista cedido por el Basilea, quien participó en los dos encuentros.

Multitudinaria sesión

Por otra parte, el entrenamiento vespertino de ayer, en el que ya participó Pablo Pérez tras su ausencia en la sesión matinal, fue seguido por centenares de aficionados, igual que sucedió la semana pasada, que colapsaron las instalaciones de entrenamiento del Sporting, incluido el aparcamiento. En estas primeras semanas de competición, especialmente tras los últimos días, con la llegada de Djurdjevic y Álvaro Jiménez, el sportinguismo se está volcando con el equipo. Tras la doble jornada de trabajo de este miércoles, el entrenamiento de esta mañana recuperará su carácter exclusivo matinal, a partir de las 10.30 horas, y a puerta abierta, con comida de equipo tras la sesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos