El Comercio
Sporting
Juan Muñiz, en su despedida de ayer en Mareo.
Juan Muñiz, en su despedida de ayer en Mareo. / AURELIO FLÓREZ

«Me voy triste», admite Juan Muñiz, que ficha por el Nástic

A media tarde, bajo la lluvia, un aficionado situaba varias pancartas de apoyo al equipo en el número 2. «Juan, esta siempre será tu casa», se leía en una de ellas. Por ese entonces, su destinatario, Juan Muñiz, se dejaba ver entre el vestuario y las oficinas de Mareo vestido de calle. Casi quince años después de su llegada al Sporting decía adiós al club que le educó futbolísticamente y en el que se convirtió en profesional. «Me voy triste porque alguien que lleva toda la vida en este club... Es fastidiado», reconoció, aunque dejó abierta la opción a un regreso en el futuro y aseguró que «esta plantilla es la que subió al equipo y la que lo va a mantener en Primera».

En la rueda de prensa, en la que agradeció el apoyo de sus compañeros y destacó la figura del técnico Javier Vidales, quien le subió al filial «con solo 17 años», estuvo muy presente Abelardo. Aunque no le mencionó de forma explícita, el canterano responsabilizó al entrenador de su salida de Mareo y aseguró que «mi ilusión era por lo menos acabar lo empezado el año pasado, pero hubo una persona que no quiso que fuera así y nada que decir. A pensar en mi siguiente etapa». También agregó que «si hubiera alguna explicación para mi salida la única persona que la sabe es el entrenador» y confirmó que la relación con el 'Pitu' es muy fría ahora mismo: «Me llevo una relación profesional. Nada más».

El futbolista, como informó ayer EL COMERCIO, ya se había decidido por el Nástic de Tarragona y confiaba en que la operación se cerrase por la mañana, cuando el acuerdo ya era verbal entre las partes y únicamente faltaba que se documentase toda la operación. Juan Muñiz, que firmará por lo que resta de temporada y dos más, tiene previsto desplazarse esta jornada hasta Tarragona y presenciar el encuentro que su nuevo equipo disputará hoy en su campo frente al Lugo. Tras la salida del canterano llegará la de Hugo Fraile, que está muy próxima y cuyo destino podría estar en Segunda.