«Mi objetivo es regresar a Primera»

Mathieu Peybernes, en el centro, con los chicos del campus de Mareo./A. GARCÍA
Mathieu Peybernes, en el centro, con los chicos del campus de Mareo. / A. GARCÍA

Peybernes, presentado como nuevo fichaje del Sporting, empezará hoy a entrenar con sus compañeros

Dani Busto
DANI BUSTOGijón

«¿Tú quién eres?», pregunta con desparpajo uno de los jóvenes alumnos del campus de Mareo. «¡Bonjour!», le responde el espigado defensa central, mientras le da la mano para saludarle. «¡Es francés!», advierte otro de los chicos del campus, al tiempo que comienza a proliferar en ese idioma la pregunta que todos ellos se hacían: «¿Comment tu t'appelles?». Mathieu Peybernes tuvo ayer su primer contacto con el sportinguismo, en el campo número 2 de la Escuela de Fútbol de Mareo, tras su presentación oficial como nuevo jugador rojiblanco. Fue un breve encuentro con los jóvenes participantes del campus, horas antes de ponerse en marcha rumbo a León, donde se unió por la tarde con sus nuevos compañeros. Desde allí, en autocar, la expedición rojiblanca inició el camino hacia Melgaço, donde el equipo comenzó su mini gira por tierras portuguesas.

Peybernes se defiende un poco en castellano -«aprendí español en la escuela»-, al menos lo justo para indicar que está «muy contento de firmar con el Sporting», y para asegurar que «este club tiene una gran afición» y que se merece «regresar a Primera División». El central francés, que ayer estuvo acompañado por el director deportivo, Miguel Torrecilla, durante su presentación, se define como un jugador «rápido», al que le gusta «tener la pelota y sacar el balón jugado», y señala que le gusta «el estilo del fútbol español».

El zaguero galo llega al Sporting cedido por el Lorient, mediante un préstamo para esta temporada, con opción de compra, tras haber probado fortuna la pasada campaña en el fútbol turco y belga.

Cabe recordar que Peybernes inició la temporada 2017-2018 cedido en el Göztepe de la Primera División de Turquía, en la que disputó nueve partidos. En enero cambió de aires y recaló, también a través de una cesión, en el KAS Eupen, de la Primera belga. Allí participó en cinco encuentros. Por tanto, el futbolista desea encontrar la «estabilidad deportiva» que le ayude a asentar también su vida familiar: «Tengo familia, dos hijos, y la temporada pasada fue complicada. Primero en Turquía, después en Bélgica... fueron cambios inesperados, y fue un año difícil».

Para el defensa central, de 27 años, su reto está claro. «Mi objetivo es el mismo que el del Sporting, regresar a Primera División», asegura con confianza, al tiempo que matiza que venir a Gijón «no es un paso atrás» en su carrera deportiva. «La Segunda División en España tiene un buen nivel, esta es una buena oportunidad para mí», remarca Mathieu Peybernes, quien desvela que las conversaciones mantenidas con el técnico, Rubén Baraja, y con Torrecilla, terminaron por convencerle para recalar en el Sporting.

Más Sporting

Unas conversaciones que se iniciaron seis meses atrás, y que finalmente llegaron a buen puerto. Por tanto, Miguel Torrecilla, que ayer hizo de intérprete ante los medios de comunicación presentes en Mareo, se congratula de tener al zaguero en el club. «Puede jugar tanto de central derecho como izquierdo, tiene una dilatada trayectoria en la Primera División francesa, y le hemos seguido con atención en sus últimos clubes», indica el director deportivo.

«Cubre lo que buscábamos, un jugador con buena salida del balón, buen físico y dominio del juego aéreo», añade Torrecilla cuando describe al francés, de 1,87 metros y que fue internacional sub 19 con su país.

Nacido en Tolouse, Peybernes se formó en las categorías inferiores del Colomiers, el Castelmaurou y el Sochaux, club en el que debutó como profesional, para pasar después al Bastia y al Lorient.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos