Un 'reino' por conquistar

Míchel, José Ángel, Luis Morán, Matabuena y Barral felicitan a Diego Castro por su gol./JOAQUÍN BILBAO
Míchel, José Ángel, Luis Morán, Matabuena y Barral felicitan a Diego Castro por su gol. / JOAQUÍN BILBAO

El Sporting tan solo ha sumado dos victorias en Pamplona en las últimos veinte años | «Es un campo muy difícil, son partidos de ida y vuelta. Nosotros supimos aguantar el resultado», destaca Luis Morán, que jugó en la última victoria rojiblanca en Navarra

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

No es el mejor escenario posible para que el Sporting logre la primera victoria a domicilio del curso. Osasuna y el Sadar esperan al cuadro de Rubén Baraja, un rival propicio para los navarros, según las estadísticas, con el objetivo de ganar y convencer a su afición. Pese a que la competición no ha hecho más que empezar, el equipo rojillo -en la mitad baja de la tabla con cuatro puntos- llega a la sexta jornada con la urgencia de sumar una nueva victoria que no hagan saltar las alarmas.

La situación del Sporting en la Liga es ligeramente mejor. Con ocho puntos, los rojiblancos iniciaron el camino hacia Primera con la incertidumbre de saber hasta qué punto se van a compenetrar los diez nuevos fichajes procedentes de varios puntos de Europa.

Mañana al Sporting le tocará ofrecer su mejor versión y rozar la perfección en un estadio «muy difícil porque la afición empuja mucho», explica Luis Morán. El luaquín es uno de los protagonistas de la última victoria rojiblanca en Pamplona. Los números no invitan al optimismo. De las últimas diez visitas, los rojiblancos tan solo han podido sumar dos victorias. «Son partidos de ida y vuelta en los que no puedes perder la concentración», recuerda el futbolista.

Para encontrar el último triunfo del Sporting ante Osasuna en Segunda División hay que remontarse a la temporada 98-99. Fue en el primer curso de los rojiblancos en la categoría de plata tras el histórico descenso. El tres de mayo de 1999, los rojiblancos, con Pedro Braojos al frente del banquillo, golearon (0-4) en Pamplona con cierto aroma ruso.

Un 'hat-trick' de Cheryshev y otro tanto de Lediakhov sellaron la victoria en un estadio en el que el Sporting no volvió a sumar los tres puntos hasta diez años después. Los dos equipos tan solo se volvieron a cruzar en el camino una vez más. Fue en la siguiente campaña en la que los rojillos vencieron por la mínima.

Más Sporting

En la campaña 2008-09, con Preciado en el banquillo tras lograr el ascenso a Primera División, David Barral y Diego Castro, con un espectacular disparo desde la esquina izquierda del área de Osasuna que entró por la escuadra opuesta de la portería, firmaron el triunfo. «Empezamos muy fuerte y sorprendimos con dos goles en veinte minutos», asegura Morán. Una vez que el Sporting se puso por delante en el marcador «tuvimos que aguantar el resultado pese a que recortaron diferencias en el marcador», añade el extremo.

Desde entonces, cinco derrotas y dos empates, son los resultados de las últimas siete visitas que ha realizado el Sporting al Sadar, conocido durante una etapa como el 'Reyno' de Navarra. Resulta curioso que esta temporada se cumplen diez años de la última victoria y veinte de la goleada del cuadro de Braojos. Así pues, la estadística indica que al cuadro rojiblanco le toca vencer en Pamplona. El viaje del equipo de Baraja comenzará esta mañana. La expedición se desplazará a partir de las 12 horas a tierras navarras. Toca romper la dinámica de resultados con una nueva victoria.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos