Riazor no vende entradas por las obras

Aspecto de las obras que se están acometiendo en una de las gradas de Riazor, donde juega el Sporting este domingo. /  E. C.
Aspecto de las obras que se están acometiendo en una de las gradas de Riazor, donde juega el Sporting este domingo. / E. C.

El Deportivo comunica que tendrá que reubicar a 8.564 de sus abonados y que no podrá atender la solicitud de localidades del sportinguismo

J. B. GIJÓN.

El sportinguismo se acostó ayer con la confirmación de que Riazor cerrará el domingo sus puertas a un desembarco de la 'Mareona' por las obras en las gradas del estadio del Deportivo. Era una noticia de sobra conocida, actualizada con la comunicación del club gallego de que tendrá que reubicar a 8.564 abonados que tienen su asiento en las zonas afectadas por las obras, que se iniciaron hace algo más de tres meses y van con demora.

Lo que ya no quedó tan claro es si el club gallego enviará algún paquete de entradas reducido o directamente ninguno. «Vamos a esperar a ver qué nos comunican. Nosotros tenemos unas 300 por el convenio de Aficiones Unidas y ya las pagamos en su momento con total normalidad. Nadie nos ha dicho nada de lo contrario», apuntaba ayer Jorge Guerrero de la Federación de Peñas Sportinguistas. Pero el comunicado del club gallego es poco clarificador y apunta más a la disuasión ante la tentación de viajar.

«El Deportivo también quiere trasladar sus disculpas al Sporting, club con el que mantiene unas excelentes relaciones, y a todos sus aficionados por no poder atender su solicitud de localidades, demanda materialmente imposible de asumir», explicaba la nota, avisando de que por este motivo no iba a haber venta de entradas en taquilla ni posibilidad de adquirirlas por internet.

La Unión de Peñas Sportinguistas, por su parte, ya interpretaba la comunicación como una negativa evidente para viajar a Riazor, al entender que no habría posibilidad de adquirir entradas. «Estamos digiriendo todavía el golpe», explicaba con preocupación Víctor Sánchez, su presidente. Algunas de sus peñas asociadas contaban ya con 25 habitaciones reservadas en la ciudad, buscando ya una solución con sus agencias de viajes.

En su búsqueda de un mayor margen de maniobra, el Deportivo disputó los tres primeros partidos de la temporada lejos de Riazor. Las obras, sin embargo, están todavía lejos de completarse, incluso con problemas de iluminación que esperan solventarse para el partido (20.45 horas). Por ese motivo, el club gallego emitió ayer un comunicado para confirmar que tendrá que reubicar a sus más de 21.000 abonados y que no despachará localidades. Pero, tranquiliza la misiva, «la programación actual de obra garantiza que el partido de este domingo se podrá celebrar en condiciones de seguridad óptimas».

La visibilidad

El club gallego explica que las gradas de Tribuna (superior e inferior) y Preferencia (superior e inferior) están 100% operativas, pero no sucede lo mismo con los fondos de Marathón y Pabellón. «La visibilidad desde algunos puntos puede verse afectada por elementos fijos de la obra y será necesario reubicar a 8.564 socios», concluyen desde el Dépor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos