Baraja se prepara para el estreno en El Molinón

Baraja se prepara para el estreno en El Molinón
Baraja, el domingo, delante de Juan Rodríguez y Cristian. / D. ARIENZA

El técnico, que dirige hoy el primer entrenamiento de la semana, espera por Lod y recupera a Cristian Salvador para el duelo ante el Nástic

J. BARRIO GIJÓN.

El Sporting iniciará esta mañana en Mareo la preparación del primer partido de la temporada en El Molinón, cargado de simbología, que supondrá el encuentro de presentación del nuevo proyecto ante su afición, a la que no ve en la grada desde la pasada temporada. La semana está plagada de incertidumbres, entre ellas si el fichaje de Uros Djurdjevic se oficializará con margen suficiente para que el serbio complete buena parte de la semana de entrenamientos, a la espera de ver si Baraja cuenta con él para el encuentro frente al Nástic (19 horas), que ayer empató con el Tenerife en Tarragona (1-1).

La estadística del primer visitante en Gijón anuncia un contendiente muy poco amable, pese a la historia de uno y otro equipo. En los últimos diecisiete años, con cinco encuentros disputados en El Molinón, el Sporting solo consiguió hacer hincar la rodilla al Nástic en el último curso, redondeando el historial reciente entre ambos con dos empates y dos derrotas. La mayor preocupación, en todo caso, está en el propio vestuario del conjunto rojiblanco, a la espera de ver con quién puede contar el técnico. Parece prematura todavía la vuelta de Robin Lod, aunque no se descarta, y Nick Blackman sigue recuperándose del problema muscular con el que llegó. Cristian Salvador, por su parte, está disponible y se disputará el puesto con Cofie, quien, pese a empezar algo incómodo con el balón, terminó siendo uno de los jugadores más entonados en Santo Domingo. También se espera por Traver e Isma Cerro ante la falta de futbolistas de banda.

Más claro se presenta el estreno en la titularidad de Sousa, decisivo en Santo Domingo, abriéndose dos dudas razonables después con Neftali y el juvenil Pelayo Morilla, que tiene serias opciones ante el déficit de futbolistas de banda. El delantero cedido por el Basilea, por su parte, es el único '9' específico que tiene en los entrenamientos Baraja, además de la dualidad de Pablo Fernández y la reconversión de Pablo Pérez.

Peybernes, sin descanso

Frente a todas estas dudas y la demora en las negociaciones, con Torrecilla tratando de afinar al máximo con los elegidos, Baraja se ha concentrado en fortalecer al equipo a nivel defensivo, manifestando una imagen de solvencia en toda la temporada y en el primer partido frente al Alcorcón, que el sábado se adelantó con un potente disparo desde fuera del área. El técnico quiere hacer de la seguridad defensiva su sello personal y mantener una estabilidad mayor en competición que la que logró su equipo el año pasado, cuando, después de levantarse tras el tropiezo en el Tartiere con un ejercicio excelso, se desinfló en el momento de la verdad. De ahí que esta temporada haya buscado, junto al director deportivo rojiblanco, más opciones.

Mientras, el defensa francés Mathieu Peybernes publicó ayer una foto en su cuenta de 'Instagram' en la que se le veía realizando trabajo de gimnasio en Mareo durante la jornada de descanso de la plantilla. «No day off, thanks (ningún día de descanso, gracias)», recordaba el zaguero, que inició la temporada como suplente en Santo Domingo, donde participaron Álex Pérez y Babin, aguardando a su oportunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos