Sergio Álvarez pone rumbo a Eibar

Sergio Álvarez pone rumbo a Eibar
Sergio, sentado sobre una caja de bebidas, durante uno de los entrenamiento en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

El Sporting traspasa por algo más de cuatro millones al avilesino, que firmará por cuatro temporadas

EDUARDO ALONSOGIJÓN.

El Sporting asumía, con lamento, desde hace varias semanas que la etapa del avilesino Sergio Álvarez en El Molinón estaba a punto de terminarse. Él mismo, tal como adelantó EL COMERCIO, le comunicó semanas atrás al presidente de la entidad rojiblanca, Javier Fernández, que tenía decidido marcharse para jugar en la Primera División o en una competición extrajera de primer nivel. Lo hará, finalmente, en la Liga de las estrellas con la elástica del Eibar, el club que le siguió toda la temporada, que más le abrió la puerta y que más ha pujado por los servicios del mediocentro sportinguista.

El club rojiblanco y su homólogo vasco, con la intermediación del agente del futbolista, Gelu Rodríguez, cerraron ayer los términos del pase. Más de cuatro millones de euros, más una cantidad complementaria en concepto de variables, opciones sobre cesiones y un porcentaje de un traspaso futuro en una operación que ligará a Sergio al cuadro que dirige José Luis Mendilibar durante las cuatro próximas temporadas. El acuerdo era prácticamente total durante la mañana y no hizo más que rubricarse durante la jornada vespertina, a falta de unos pequeños flecos que discutían ambas entidades.

Sergio tomó la decisión cuando se agotaron las opciones de ascenso. Lanzó la pelota al tejado del Sporting el pasado 9 de julio, el primer día de la pretemporada, pero el club la devolvió con una premisa clara: no lo iba a regalar. Y se remitió inicialmente a la cláusula de seis millones de euros recogida en el contrato del futbolista, ampliado el año pasado hasta junio de 2021. El avilesino, que cumplió 26 años el pasado 23 de enero, se marchará ahora tres años antes de lo que tenía previsto cuando renovó su vinculación en marzo de 2017.

El acuerdo incluye opciones sobre cesiones y una posible plusvalía

El origen de esta operación ya se remonta al término de la temporada 2016-2017. Como hiciera ahora, Sergio, acompañado en aquel momento por su padre, ya planteó al presidente su deseo de abandonar Mareo para afrontar el reto de jugar en Primera. En aquel momento, no obstante, aceptó continuar en el cuadro rojiblanco con la promesa de que, en caso de que no se produjera el tan ansiado ascenso, el club gijonés estudiaría su situación. Y eso es lo que el jugador pidió al inicio de la presente pretemporada.

Sergio, futbolista de la casa, uno de los capitanes del equipo, gran profesional y mejor futbolista, estampará así la firma que le convierte en jugador del Eibar. Las negociaciones entre las partes, rápidas, desembocarán en la salida del centrocampista del Sporting rumbo a Eibar. Hoy habrá una rueda de prensa de despedida que se antoja emotiva por la vinculación del futbolista con el club que ha crecido y que le quiere.

A los 26 años, el que es uno de los capitanes del Sporting, que daba presencia al centro del campo, que aportó equilibrio, que se echó al conjunto a la espalda en muchas ocasiones, que no mostró momentos de titubeo y que ha dado motivos cada jornada al míster de turno de su capacidad, comenzará una nueva etapa. El compromiso con el Eibar le vincula por cuatro temporadas: hasta junio de 2022.

Más información

El futbolista acudirá hoy a Mareo. No solo a la sala de prensa, sino también a despedirse de sus compañeros. Significativa ya fue su ausencia en la expedición rojiblanca que ayer, sobre las tres de la tarde, viajó para medirse, en partido amistoso, ante el Sestao River. En ese momento, el acuerdo entre las partes era ya un hecho, aunque nadie lo quiso confirmar.

La noticia ya adelantada por EL COMERCIO el 11 de junio sobre el deseo del jugador de jugar en la élite del fútbol español esta próxima campaña, que causó malestar en el seno del club rojiblanco, dio publicidad a la situación, que ayer alcanzó su punto final. El Sporting, una vez concretada la salida de Sergio, no tendrá respiro ya que deberá contemplar en las próximas semanas, al menos, la contratación de un recambio de garantías para el avilesino. Pendiente de la continuidad de Babin y Pablo Pérez, el director deportivo, Miguel Torrecilla, irá más allá y trabaja con intensidad en la búsqueda de varios puestos específicos que necesitan repuestos. Entre los prioritarios se encuentra una pareja de delanteros.

Contra su deseo de permanecer en la ciudad y en la institución en la que transcurrió toda su vida en el fútbol ha prevalecido su 'hambre' de jugar en la máxima categoría. En Eibar verá incrementarse su sueldo. Pero, pese a que ahora haga las maletas, la mitología abunda en el fútbol, que venera a sus símbolos, aquellos vinculados de por vida con unos colores como lo ha hecho Sergio, que ha disputado 186 partidos con la elástica del primer y segundo equipo del Sporting.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos