Soria sirve la primera ronda

Varios jugadores del Sporting, durante el entrenamiento de ayer y antes de poner rumbo a Soria, preparados para realizar un ejercicio de velocidad./ARNALDO GARCÍA
Varios jugadores del Sporting, durante el entrenamiento de ayer y antes de poner rumbo a Soria, preparados para realizar un ejercicio de velocidad. / ARNALDO GARCÍA

El Sporting se estrena esta noche en la Copa con el Numancia, al que recibe el domingo en Liga | Rubén Baraja planea un once con cambios y deja en Gijón a Babin, Carmona, Sousa y Djurdjevic, además de Geraldes, tocado

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Últimamente, haciéndose un poco más el remolón como en el último curso o incluso hace seis años, el Sporting no pasa del primer trago en la Copa del Rey, una competición que ha perdido vigor en las preocupaciones de los entrenadores que se han sucedido en el banquillo de El Molinón, más enfrascados en peleas por el ascenso o batallando por el abrazo de la permanencia. La de este año se sirve fría en Los Pajaritos, a partido único, frente al Numancia, que ya se permitió el lujo de beber a morro ante los rojiblancos el año pasado. Fue en tercera ronda, en Gijón, en aquella extraordinaria presentación en sociedad de Dani Martín, que brindó por el estreno más espectacular que se recuerda a un canterano, aunque el equipo se quedase por el camino en la ruleta de los penaltis. Casi nadie se acordó de la eliminación.

Este nuevo Sporting, sin embargo, está concebido en apariencia con mayores recursos. Más elementos en la despensa con los que surtir y refrescar el colectivo. Porque de otro modo, como anticipó ayer Baraja, el entrenador rojiblanco no va a perder la cabeza por la Copa del Rey, ni correr riesgos con algunos de sus futbolistas más relevantes en el envite. En los últimos años, con el escaso apetito que proporcionan las primeras rondas del formato actual del Torneo del K. O., se presenta como un problema más que como un aliciente para los entrenadores.

Metido entre ceja y ceja, insinuó ayer el técnico, Baraja tiene el ascenso a Primera en una de las temporadas más exigentes que se recuerdan. En cualquier caso, su mayor obsesión está en dejar una imagen competitiva en Los Pajaritos y buscar el pase con un mixto de potenciales titulares y suplentes, con más presencia de los menos habituales. Habrá un meneo importante en el once, descabalgando a jugadores tan básicos en el esquema como Babin, Carmona, André Sousa y Djurdjevic, además de Geraldes, que se quedó en Gijón junto a este cuarteto por un golpe en un tobillo. A Lod, mientras, se le esperaba ayer por la noche ya en Gijón, desde donde verá la Copa por televisión.

El límite de las fichas

En ese proceso de meditación y elección, Baraja tendrá que moverse con tacto, calculador, para no verse en el pellejo de que en algún momento no haya un mínimo de siete jugadores con ficha del primer equipo sobre el césped. Christian, Pedro Díaz, Cordero, Neftali y Pelayo Morilla, incluidos en la lista, poseen ficha del filial. El jovencísimo extremo y el mediocentro, por ejemplo, tienen muchas opciones de participar. También Pablo Pérez, desde la titularidad, sin minutaje desde Alcorcón. Y, recuperado esta misma semana, Álvaro Traver, un futbolista del gusto de Baraja y que añadirá competencia a la zona por donde ahora corre Álvaro Jiménez, podría empezar a ganar ritmo de competición.

Más Sporting

El calendario, además, ha encajado este encuentro de camino hacia la visita del Numancia a Gijón. Dos veces se verá las caras en poco más de tres días Baraja con el exrojiblanco López Garai, ingeniero jefe de este equipo, con Cristian Bustos de auxiliar y Borja Viguera en sus filas. Muy probablemente el vizcaíno le dé bola hoy al delantero desde la titularidad frente a su exequipo. En Soria, por otra parte, gusta la Copa en todas sus vertientes desde aquel fogonazo en la temporada 1995-1996, cuando se ventiló al Sporting en octavos, llegando hasta cuartos. Un aperitivo de su llegada al fútbol profesional.

Desde Soria anuncian un oponente que mantendrá la propuesta de la Liga, con un arranque dubitativo, con dos empates, una derrota y una victoria. Anda metido el Numancia en un proceso de cambio. Desde la tradición futbolística del equipo soriano, poderoso en el juego aéreo, vigoroso en defensa y un lince en la estrategia, hacia un fútbol más cuidado, el que promulga Garai, deseoso de que su rival pague esta ronda y la del domingo.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos