«Ganar siempre ayuda a encajar las piezas»

Rubén Baraja./Damián Arienza
Rubén Baraja. / Damián Arienza

Rubén Baraja destacó «la insistencia y el esfuerzo» delSporting en busca del primer gol y agradeció a la afición su apoyo para empujar al equipo

VÍCTOR M. ROBLEDO

La imagen rocosa mostrada por el Extremadura en El Molinón no cogió por sorpresa a Rubén Baraja, que ya había advertido a sus jugadores en la víspera del peligro de su rival de este domingo. El técnico se mostró muy satisfecho por la victoria del Sporting en un partido en el que los rojiblancos tuvieron enfrente «a un buen rival que nos ha apretado».

El Sporting mostró dos caras muy distintas en la primera y en la segunda mitad, aunque el técnico matizó que el desarrollo del juego en los primero cuarenta y cinco minutos estuvo muy condicionado por las faltas, «que no nos han dejado al ritmo que requería el partido». El calor, en opinión del entrenador, también influyó.

«Al descanso hemos hablado algunas cosas para subir un poco el ritmo que necesitábamos y se han empezado a generar ocasiones de peligro», añadió Baraja, que puntualizó que «fruto del esfuerzo y la continuidad en buscar la portería hemos encontrado el penalti».

Uno de los nombres propios del partido fue el de Carmona,«un futbolista con unas características muy específicas, que necesita el contacto con la pelota y sentirse importa», en palabras del técnico. Su paso a la banda derecha, con Lod ocupando el costado izquierdo, fue una de las claves de la mejoría del Sporting. «Nos ha dado otras soluciones, como la amplitud, y nos ha ayudado a conseguir el resultado», afirmó Baraja.

El entrenador delSporting recalcó además la resistencia mostrada por el Extremadura, un rival que juega «a un gran ritmo, muy físico y al que nos ha costado mucho superar». «Le doy mucho valor a estos tres puntos. Ganar es muy difícil en Segunda y más hacerlo a base de insistencia y de creer en que puedes conseguir el resultado», añadió el técnico.

Baraja hizo una lectura más allá del propio partido para destacar la importancia de acumular victorias al inicio de la temporada, base del crecimiento de cualquier equipo. «Para nosotros era importante ganar porque te hace ver la dificultad de la categoría, y también a nuestros aficionados», apuntó el vallisoletano, quien volvió a valorar el papel de la grada para levantar al equipo en la fase más complicada del encuentro:«Nos han ayudado en el minuto 65 y nos han empujado. Estamos en el proceso de ir encajando piezas y ganar siempre ayuda mucho a encajar las piezas».

El técnico, en cualquier caso, evitó cualquier atisbo de euforia y dejó a un lado la clasificación, en la que los rojiblancos ocupan la primera posición a la espera de lo que haga el Málaga ante el Almería. «Ahora hay que descansar y luego pensar en elDépor, nada más», afirmó.

Antes de la intervención de Rubén Baraja pasó por la sala de prensa de El Molinón el técnico rival, Juan Sabas, que manifestó cierta decepción por la labor arbitral. El entrenador del Sporting apuntó que en la primera parte el arbitraje fue «difícil porque había mucho parón y el juego no tenía continuidad». En la segunda, las acciones polémicas vienen derivadas de «la insistencia» rojiblanca en buscar la portería rival. «Así generas situaciones en las que puedes provocar amarillas».

«Pienso que la acción del penalti ha sido clara por lo que hemos podido ver», manifestó Baraja, para quien también fue importante «la ambición para buscar el segundo gol a pesar de ir ganando 1-0».

Baraja también tuvo palabras de elogio para la actuación del serbio Uros Djurdjevic, que abandonó El Molinón entre aplausos pese a no haber podido estrenarse como goleador con la camiseta rojiblanca. «Le he felicitado por su esfuerzo y por lo que ha dado al equipo. Ha estado muy incisivo. No ha tenido la fortuna de hacer gol, pero ha estado muy cerca. El gol será consecuencia de su trabajo», concluyó Baraja.

Más Sporting

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos