«Ir a la selección es uno de mis objetivos de futuro. No he podido debutar todavía»

'Djuka', en el campo número 1 de Mareo, posa sonriente junto a varios balones. / ARNALDO GARCÍA

J. B.

Djurdjevic busca una adaptación rápida y plena al Sporting. En unos minutos comienza su primera clase de español, aunque se demora un poco para continuar hablando con EL COMERCIO de su vida, de su hija Andrea, que acapara toda la atención en este momento de su mujer y de él, y de sus comienzos en el fútbol. Aunque de porte serio, midiendo cada palabra que sale de su boca en inglés -también se expresa un poco en italiano-, de vez en cuando baja la guardia y sonríe, abandonando ese rostro de concentración permanente que luce en los entrenamientos del Sporting.

-¿Cuál es el primer recuerdo que asocia al fútbol?

-(Pensativo). Pienso que cuando empezaba a jugar. Era muy niño, pero todo comenzaba para mí.

-¿Debutar con la selección de Serbia es uno de sus objetivos de futuro a corto plazo, más allá del ascenso con el Sporting?

-Sí. Pude ir una vez con la selección, pero no tuve la oportunidad de debutar. También fui el capitán de la sub 21 y de las categorías inferiores de la selección, pero no he podido jugar todavía para el primer equipo.

-¿Cómo se muestra fuera del campo, sin el balón ni rivales?

-Como todo el mundo. Cosas muy normales. Me gusta ver series, películas... La última serie que he visto, por ejemplo, es 'La casa de papel'. Es una serie española muy buena. Me está gustando mucho.

-¿Cuántos tatuajes tiene?

-(Sonríe). A ver. Hombro, muñeca, brazo... Demasiados (risas). Todos son importantes para mí. Solo me tatúo las cosas más importantes de mi vida.

-¿Quién es la persona más importante de su vida?

-Mi hija Andrea. Tiene diez meses. Ya ha ido a los dos partidos que hemos disputado en El Molinón frente al Nástic y, el último fin de semana, el Extremadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos